WILHELM AND THE DANCING ANIMALS

El día tres de enero, jueves, arranca la parte más fuerte de Actual, la programación musical en la Carpa de Valbuena. Esa misma tarde, a las cuatro y media -dentro del Café Cantante-, estarán en Logroño los navarros Wilhelm and The Dancing Animals.

wilhelm-and-the-dancing-animals-L-5RZrQG

The War of the Species es su primer álbum, el debut en una carrera que, como banda, es absolutamente meteórica. En 2011 ganaban el premio a “Demo del Año” para la revista Mondo Sonoro y Origami les proponía la grabación de su primer largo.

Cada vez suenan con más fuerza dentro del panorama nacional y son reconocidos como una de las bandas emergentes con más futuro.

Por eso, y antes de empezar la entrevista, quería felicitar a la organización por hacer que estén aquí. Un acierto con mayúsculas. Va a ser un lujo tenerles tan cerca. Y es que el Café Cantante, es especial.

Vamos allá.

Un lujo poder contar con vosotros tanto en Actual como en musicblowsmeup. Gracias.

Pop, punk, folk, hardcore… Es inevitable comparar a Wilhelm and The Dancing Animals con bandas como Arcade Fire, Los Campesinos, Clap Your Hands Say Yeah… No sé si os molesta o no, si os gusta, si os sentís cómodos dentro de esas etiquetas…

– De las tres que nombras, sólo hemos escuchado a Arcade Fire (y no demasiado, la verdad), pero se puede decir que nos gusta. Ahora bien, no nos molesta esa comparación ni ninguna otra, no estamos en esa fase, y nadie sabe si llegaremos algún día. Hoy por hoy, si alguien se ha fijado en nosotros como para intentar explicar lo que hacemos a base de comparaciones, bienvenidas sean. Yo lo he hecho, he dicho “buah, este grupo, pero cóóóómo se nota que han escuchado a este otro”, y luego me he enterado de que no los conocían.

¡Qué más da!

Por supuesto que te hacen más ilusión que haya quien saque exactamente los grupos que crees que te han influído, incluso los que quieres que te hayan influído, ja ja, pero no es molesto, es, sencillamente, normal. Hay mil cosas sonando a la vez, y si te fijas en unas o en otras, puedes sacar mil conclusiones diferentes.

A la hora de sentirnos cómodos dentro de una etiqueta, creo que es una pregunta que no sé contestar. Supongo que, como todo el mundo, preferimos calificativos que hablen de nuestro grupo en particular, no etiquetas que engloban a muchos grupos muy diferentes entre sí. Pero bueno, que no es algo por lo que nos preocupemos en exceso, la verdad.

– Vuestro primer disco ha sido tomado como un soplo de aire fresco dentro del panorama español. Muchos lo consideran como un regalo que da una vuelta de tuerca a lo “establecido” y abre una nueva puerta. ¿Lo veis así?

– Madre mía, si lo viésemos así, ¡ya habríamos dejado de tocar porque no podríamos esperar más de nosotros mismos!

¡Yo creía que eso era Obama! Ja, ja, es broma.

El soplo de aire fresco está hasta cierto punto buscado, y si hablamos de panorama musical, es normal que se vea como algo diferente a lo establecido, porque no hemos pretendido entrar en él.

Antes hablábamos de etiquetas, y donde sí estamos cómodos es en la idea de que hacemos música que no parece de aquí. Y con eso no estamos ni desprestigiando, ni infravalorando a mil grupos españoles que merecen todo el respeto y la admiración del mundo, simplemente queremos desmarcarnos de la línea de pop, indie, lo que sea, nacional, en la que, por razones obvias, se nos tiene incluídos.

Hemos repetido en más de una ocasión, que lo que aquí parece algo un poquito innovador (respetando a aquél que no opine así en absoluto), si lo escuchasen en los países de las bandas de las que hemos sacado nuestra inspiración, es muy muy probable que les pareciera “otro grupo más del montón”.

– No os mordéis la lengua. Siempre desde el respeto pero, si tenéis que decir que no os gusta el panorama español, grupos tan consagrados como Los Planetas o que escucháis música de fuera, lo hacéis.

¿No os da miedo el rechazo de algún sector por vuestra supuesta “osadía”?

– Pues… no, pero no por que los tengamos muy grandes, si no porque yo nunca dejaría de escuchar a un grupo que me gusta, porque diga que otro que a mi me gusta, no le gusta. En la historia de la música ha habido bandas y solistas que han apoyado a ultraderechistas, o se han declarado racistas, o directamente son un poco gilipollas, y se les ha seguido escuchando.

Decir que no nos gustan Los Planetas, en fin, no me parece para tanto, ¿no?

De todas formas, creo que fue un ejemplo que pusimos en algún momento para decir que no habíamos consumido popindie español particularmente, no es que Los Planetas nos parezcan horribles, eh!

– Vais de frente…

Tengo un par de colegas que cuando sepan que descartasteis una suculenta oferta (musical) de McDonald´s que os podía haber llevado muy arriba, empezarán a babear. Me parece algo tremendo. No es fácil seguir encontrando compromisos como el vuestro. Amor a la naturaleza y respeto máximo. ¿Es así?

– Yo creo que esto es totalmente normal, desde nuestro punto de vista. Habiendo consumido McDonald’s en un pasado, hoy en día para mi es realmente doloroso adelantar a un camión con animales vivos dentro. Creo que el haber estado en ambos lados te hace intentar ser consecuente, y digo intentar, porque conseguirlo no es fácil.

Al margen de lo que pueda representar McDonald’s como marca, su principal producto es la hamburguesa, y creo que cualquier persona que mire las hamburguesas con nuestros mismos ojos, rechazaría una oferta de este tipo. Con esto quiero decir, que no es compromiso, si no sentido común.

Todos tenemos sentimientos que no sacrificaríamos por dinero, todos sin excepción.

– Volvamos a vuestro sonido.

El proyecto nace entre Guille y Helen y habéis contado con cuatro músicos más para la elaboración de The War of The Species, el mencionado primer disco compuesto por nueve canciones y que ha visto la luz con Origami Records.

Lo habéis grabado cerca de casa, de Pamplona, con uno de los productores más reconocidos, Hans Krüger.

¿Cómo ha sido grabar en Subiza, en Montreal, su casa-estudio?

Recuerdo que Delorean lo describía como un sitio mágico, tan mágico que hasta le dieron el nombre del lugar a su afamado último disco…

– ¡Ja ja! No lo sabía, me lo acaban de confirmar Hans y Guille, y como no me lo creía, ¡lo he googleado!

El lugar es indescriptiblemente bonito, pero nosotros vamos a quedar aún mejor y a nuestro próximo disco le vamos a llamar Hans, ¡ja ja!

Entiendo perfectamente que un grupo pueda estar tan cómodo allí como para homenajearlo en el nombre de un disco, yo cuando terminó la grabación lo eché mucho de menos (nuestros vídeos de Elephants y All Along están grabados allí, Subiza da para mucho).

Pero Hans no es sólo su casa-estudio, a veces también es una persona, ¡ja ja!

Ahora en serio, fue muy bien, Hans presta una atención extrema al sonido de todos y cada uno de los instrumentos, y sabe perfectamente trabajar con sus pautas pero teniendo en cuenta las exigencias de la banda.

Además, cuando alguien se dedica a lo suyo por vocación e interés nato, el resultado es que está en constante evolución de ideas, conocimientos y técnica. si a todo esto le sumas que a nivel personal es de lo mejor que hay… pues es verdad, te sale un disco con su nombre, ja ja.

 Entre vuestras siguientes fechas están Costello, Actual, Razzmatazz… ¿Parece que Wilhelm funciona?

– ¡Parece, parece! De momento vamos muy bien, estamos teniendo muchas más oportunidades de las que pudimos pensar en un primer momento, y puede que esto sea en parte debido a lo bien que nos entendemos con Origami, estamos muy a gusto.

Sólo podemos desear seguir en la misma línea y tocar en cuantos más sitios, ¡mejor! (Aunque justo hemos tenido que aplazar el concierto de Costello por enfermedad…)

– Incluso acabáis de publicar “Jungle Army”, corte incluido en la edición japonesa de vuestro disco. Gran noticia llegar hasta ese mercado. ¡Enhorabuena!

– Domo arigato, ja ja.

Estamos flipando, aún.

Tenemos muchas ganas de ver cómo lo reciben allí, y soñamos con viajar allí algún día para tocar en el Fuji Rock, por ejemplo… ¡pero eso es mucho soñar de momento!

– Estáis muy cerca de Logroño, somos vecinos, ¿cómo os resultó la invitación para Actual? ¿Conocíais el Festival?

– Sí lo conocíamos, yo estuve hace dos años viendo a Kokoshca. La invitación a tocar allí fue muy bien recibida, claro, siempre es una buena noticia que te llamen para tocar en un festival que la gente conoce y al que has asistido previamente.

(Arigato, ¡otra vez!)

– Por cierto, traed merchandising, ¡por favor!

¡Quiero una camiseta!

Y el disco, por supuesto…

– Así será, nos puedes ir haciendo el pedido, no vaya a ser que luego te escapes, ja ja. Qué no, nos vemos allí 🙂

– Va, pues camiseta y disco, ¡hecho!

Un placer haber podido compartir un hueco con vosotros. Está claro que os creéis lo que hacéis y del compromiso vienen los resultados.

– ¡Igualmente! Hasta el día 3 de enero!!

– ¡Un lujo!

¡Nos vemos el día 3!

Anuncios

Un comentario sobre “WILHELM AND THE DANCING ANIMALS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s