BLOC PARTY – FOUR

Sello: Frenchkiss / Año: 2012

En 2011 y, bajo una expectación máxima, llegaba la ansiada noticia. El nuevo disco de Bloc Party estaba al caer. Todos los que habíamos seguido con emoción a los británicos anhelábamos una vuelta a sus orígenes, a los gloriosos tiempos del Silent Alarm – incluso hubiese sido suficiente con los de A Weekend In The City -. No así a los de Intimacy, disco que pasó con más pena que gloria, con un sonido mucho más electrónico e inmerso en un cambio que no dio buen resultado.

Pero es que Four es aún menos brillante. El nuevo largo muestra una alarmante falta de cohesión. En ningún momento da la sensación de ser un sonido compacto y, mucho menos, equilibrado. El cuarto de los de Londres se convierte en una anárquica sucesión de temas que navegan por un oleaje tempestuoso, salpicado por el heavy, el folk, la música country o punk americana e incluso el death metal. El resultado es un álbum ecléctico, sin demasiado gusto y, sobre todo, carente de un ensamblaje que le dé sentido.

A pesar de su falta de unión, también tiene momentos destacables; V.A.L.I.S., por ejemplo es una canción construida a base de riffs y coros pegadizos con una estructura muy, muy pop. Basta una escucha para que se adhiera, sin concesiones, a nuestra memoria musical.
3X3 destaca por su originalidad, apenas dos minutos y medio de una conversación entre susurros apocalípticos y gritos enérgicos, sustentada magistralmente sobre un vertiginoso ritmo de batería. Al menos, original. O su single de presentación, Octopus, el cual parecía anticipar un álbum “más” Bloc Party. Salvable, aunque no llegue a calar.
Destacar también, Truth, uno de los mejores ejemplos de hasta dónde puede llegar la voz de Kele. Es, posiblemente, el tema en el que más se luce.

Four es poco más. Cuatro años de espera que no han dado sus frutos.

Pero a pesar de no ser un disco a su altura, todo lo que le ha rodeado ha dado mucho juego. En ocasiones parecíamos estar viviendo el “Culebrón Bloc Party”. Con un Kele cada vez más volcado en la electrónica y en su carrera en solitario, el resto de la banda pareció cansarse de él. Hasta tal punto llegaron los rumores de su expulsión que inundaron las redes sociales. Como ha reconocido recientemente el propio Okereke, el rumor, no lo era tanto.

Por supuesto, hubiese sido raro encontrar un nuevo trabajo sin su tan característica voz, pero, un final de Bloc Party en loor de multitudes, con un Kele denostado y un agradable “musical” sabor de boca, habrían dado la sensación de ser un final épico, más propio de lo que un día fueron.

Y es que su vuelta no ha sido lo que esperábamos. La pregunta es, ¿cuánto durará Bloc Party?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s