WE ARE STANDARD (ENTREVISTA)

Épica jornada la del sábado… A todos los que seguimos a WAS nos embargaba la emoción. Deu no se acordaba pero era la tercera vez que pisaban el Biribay. Esta vez, además, hubo jornada completa porque Willy pinchaba conmigo en el Malde y redondeó la noche.

¿Qué decir? ¿Cómo agradecer?

Pues quede aquí nuestro homenaje… Musicblowsmeup es un medio pequeño, hecho con mucha emoción y que aprende y trata de crecer día a día. No les importó porque el trato que nos dieron los WAS fue como el que recibe un grande. Un auténtico lujo.

Además, Deu estaba enfermo y podía intuirse ya desde la prueba de sonido pero, tras una entrevista previa para LaRiojaTeVe, tuvo el detalle de quedarse con nosotros nada más y nada menos que cuarenta minutos.

Empecé nervioso… Incluso fue él quien tuvo que encontrar la aplicación de la grabadora en el iPhone (parecía un novato) aunque para contrarrestar le enseñé qué es eso del Assistive Touch. Rompimos el hielo…

Qué tipo más fácil. Qué melómano. Y qué crack.

De esas personas con las que cuarenta minutos parecen cinco, de las que aprendes con cada frase y que tienen muy claro cómo es esto de la vida. Un tío con los pies en el suelo.

Fue realmente un placer.

¡Gracias!

EduDeu

Si no recuerdo mal es la tercera vez que venís a Logroño… Tercera vez que estáis en el Biribay.

¿Sí? Tengo una memoria malísima… ¡Qué valientes!

El primer año recuerdo que había muchísima gente. La segunda vez coincidió con la publicación del EP y esta tercera llegáis para presentar Day.

Lo habéis dicho en alguna entrevista y no me gustaría caer en la repetición pero está claro que estamos ante un disco que supone la madurez total de WAS. Un disco en el que te metes y del que es imposible salir hasta el final, muy completo…

Ya… Uno de los errores de los que nos habíamos dado cuenta en relación con el anterior y sobre todo con el primer disco, que tiene trillones de errores, es que era un álbum muy orientado al rollo single, como… ¡Todo temazos, tío, todo temazos! Rollo eufórico total.

Nos dimos cuenta de que estaba muy orientado a la noche y muy club todo el tiempo. La sensación era que no nos representaba del todo… Esta vez hemos buscado un disco que tratara de representarnos y no buscar dar gusto a no sé quién. Tenemos esa parte de sábado a la noche pero también nos gusta escuchar música un martes a la mañana y para eso hemos tratado de hacer un registro más abierto.

Además, nos dimos cuenta de que los discos que nos molaban, los discos 10, no son una colección de singles, tienen como dinámicas, discos que se convierten en discursos… Algo así como narrativo. Por eso esta vez hemos admitido al llevar las ideas en común al local, otras ideas más abiertas como Tres o White Room.

Ya en los discos anteriores nos dimos cuenta de que cuando sacábamos el pie con temas como Last Time nos quedaba algo mucho más pop con otra cadencia… Nunca habíamos hecho algo así. La voz era mucho más importante… Quedaba fuera del electro punk, electro rock o lo que fuera…

Lo que hemos intentado es eso, algo que fuera como mucho más envolvente, más completo, más grande. Pensábamos que al ampliar el registro íbamos a ser más grandes.

¿El cambio empieza en el Great State?

Sí.

A mucha gente le sorprendió bastante el giro, para bien, creo. Fue catapultaros a un rollo totalmente distinto. Escuchas On The Floor y escuchas Bring Me Back Home y no tienen nada que ver…

Sí, son dos deportes distintos

Sí, yo me quedo con la segunda pero no reniego de la primera…

Yo tampoco. Además, no hay porqué renegar, es decir, la evolución no significa que reniegues de lo anterior… Es como, ¿Paul Weller es In The City? Pues… Lo fue, ¿no? ¿Ahora va a hacer In The City cuando fue al BBK? Pues no lo va a hacer, igual ya no le representa tanto. Claro… Si tienes veinte discos como tendrá él puedes renunciar a singles como ese. En nuestro caso no es así, no renegamos, cambiamos, vamos aprendiendo. Lo que buscamos es ser mejores como podemos y sabemos. Vamos aprendiendo.

Si tu último disco no es mejor que el anterior… Empieza a mirarte lo de otro curro.

Está claro que hoy tocaréis temas de discos anterior como Last Time y On The Floor. ¿Le habéis dado un nuevo rollo a los temas?

Sí, tienen un cambio nuevo. On The Floor tiene un rollo menos electro, es como más kraut rock ahora. La batería es como más recta… Nos hemos cansado del “punch, punch”, un rollo que estuvo bien porque cuando empezamos, nadie lo hacía. Sin embargo llegamos a un punto en el que nos veíamos en un ámbito de bandas que no nos molaba nada.

También éramos como mucho más jóvenes y lo que pretendíamos era mezclar el rollo rock y la electrónica. Era el momento.

Willy y yo tuvimos un grupo en Pamplona, cuando estudiábamos, que se llamaba Tina y Benito… No… Arzuré, Tina y Benito es anterior…

¡Nombre guapo!

¿Tina y Benito? Pues no había Tina ni Benito ahí…

Eh, y… Ya empezamos a mezclar… Aquello fue el momento de Prodigy, que ya era como esa mezcla… Uno de los primeros grupos de electrónica que empezó a escuchar mucha gente. Incluso yo. Eso con el rollo Laurent Garnier con el sello Soma, Ed Communication… Tenía un colega que acabó siendo el que soltaba samplers en el grupo, Arzur Electronics. Nos gustaba salir de txufla y de música electrónica y nos gustaban los garitos que mezclaban Nirvana y Underworld… Y luego ponían Heroes, de Bowie. Y luego Prodigy, o Chemical Brothers.

Death In Vegas fue un grupo que nos influyó mogollón. El segundo disco, The Contino Sessions tiene unos temazos del copón. Poníamos copas en un bar y pinchábamos estos temas.

Nosotros veníamos del background del Getxo Sound, rollo noise… Ese indie de los noventa o como quieras llamarlo y queríamos como mezclar todo ese noise, guitarras, rock, velvet, psicodelia… Todo eso con bases electrónicas, desde el house al electro.

Hubo un momento súper álgido allí en Getxo… En el País Vasco en general, del que, en mi opinión, los abanderados sois vosotros, Delorean y Olimpic. Delorean ha evolucionado un montón, vosotros habéis hecho lo mismo y Olimpic… Olimpic me da una pena tremenda porque creo que lo dejaron…

Sí, lo dejaron…

Fue la eclosión del movimiento en el que se comenzaba a mezclar electrónica y rock.

Sí, fue el momento ese del post punk.

Olimpic (al igual que vosotros) incluso llegó a ganar el Proyecto Demo…

Sí, también, también. Tuvieron bastante lío durante esa temporada.

Volvemos a lo vuestro.

¿Proyección internacional?

¿Cómo lo veis?

Un sonido nuevo y además tratado desde Los Ángeles con Erick Broucek.

Nosotros le mandábamos las pistas y Erick mezclaba. Un poco de post producción… Imagínate, le mandábamos un tema y le pedíamos algo así como; “Mira hemos hecho un tema con el bajo pero no puedo sacarle la ecu que me gustaría”. Y él nos complementaba.

Ha sido bastante placentero porque al principio… Porque nos comunicábamos por internet, Skype, correos… Él empezaba a currar a nuestras siete de la tarde por eso de los horarios. Entonces eso de “sube el bombo, baja un poco la guitarra”, podía costarnos un día entero. O te mandaba una mezcla a las doce de la noche…

Pero también teníamos el miedo de que se fuera a cansar porque mogollón de productores, o mezcladores más bien, cuando es la cuarta vez que cambia un tema y, “sube la voz, no… Baja la voz…” , era cómo, ¿qué me estás toreando o qué?

Se podía cansar de eso.

Pero tomamos la decisión de trabajar con alguien que estaba empezando… No empezando porque Erick había trabajado nada más y nada menos que en el estudio de DFA en Nueva York y se había mudado a Los Ángeles. Creemos que… No sabemos la razón pero cuando le veías en Skype se le veía en una casa de puta madre, con su jardín… ¡California es lo que tiene!

Entonces decidimos que había empezado hacía poco en su propio estudio y no era… Estaba buscando un nombre y nosotros estábamos buscando a alguien. Alguien que le gustase trabajar con nosotros y que no lo hiciese sólo por la pasta. A alguien que le fuera la vida en ello, que se jugara su prestigio.

La verdad es que ha sido súper fácil currar con él y eso que un proceso de mezcla es siempre muy jodido porque va a haber opiniones dispares. Nosotros vamos a opinar cosas distintas, de hecho ya opinamos cosas distintas.

¿Cuánto os ha llevado hacer el disco? Además en el estudio de Jon, El Tigre, lo cual os da una libertad increíble.

¿Cuándo empezasteis?

Tengo mala memoria pero yo creo que fue en enero o en febrero. Principios de febrero. Estuvimos como hasta… septiembre o así. Luego lo de Erick… Luego el proceso de fabricación.

Además con todos los festis por medio porque nosotros os vimos en el Low Cost, luego en el Ebrovisión… Y allí, supongo que estabais metidos de lleno en el proceso.

Sí, sí, sí.

¡Qué apoteosis el final del Ebrovisión! Tremendo.

Tremendo, sí, sí.

(Risas)

Entre los temas está Bring Me Back Home… ¿Por qué lo habéis hecho? A mí me parece una elección tremenda pero cuál es la razón. ¿Creéis que encajaba bien dentro de Day?

Hay varias razones… Una de ellas es…

(Le interrumpo porque suena Olimpic. Muy grande el Biribay. Momentazo… Aún más, habiendo hablado de ellos)

Una de ellas es porque el EP fue menospreciado por la gente porque aquí en España si no sacas un largo es como si no lo que haces no tiene valor. Es como si la música fuese al peso. Es ridículo. Si no sacas un largo es como… Está bien el cambio pero veremos el disco…

No era un adelanto de nada y tampoco eran caras B. Nosotros habíamos decidido hacer un cambio y pensábamos que para presentar ese cambio, lo mejor era dar una pequeña dosis. No queríamos que fuese algo así como, “pum”, toma el cambio…

Para nosotros era también un formato más manejable porque pensábamos que hacer un cambio con diez temas era un salto bastante gordo y fue largo… Y fue duro… Porque para encontranos queríamos buscar dentro de nosotros y hacer algo más personal.

Y está claro que para encontrarse hay que perderse. Y perderse es duro.

Sin embargo yo, desde fuera, tengo la sensación de que os ha venido muy bien el EP… Bueno mejor que tú no lo sabe nadie…

Sí, sí. Yo me refiero a antes del EP. Cuando tomamos la decisión de cambiar nos planteamos, ¿cambio adónde? ¿Adónde vamos?

Por supuesto. Me da la sensación de que los cinco temas del EP… Los cinco son singles y cualquiera de ellos podría haber abanderado el cambio. ¿No crees que han tenido una gran aceptación?

No… Se ha vendido mal y creemos que por ejemplo, 07:45, que para nosotros fue uno de esos temas que cuando estás dando palos de ciego dices, ¡hostia, igual es éste el rollo!, fue vilipendiado.

Pero no olvidamos Last Time que para nosotros fue un tema súper importante. También para nuestra carrera porque, ¿igual el cambio es Last Time?

¿Igual de donde venimos es Last Time?

Igual ahí está el cambio. Yo no quería vincular discos pero nos dimos cuenta de que si nos olvidábamos de ese tema y lo dejábamos ahí iba a ser como una mera anécdota y para nosotros era como muy importante.

Y después, viendo los temas que estábamos preparando para este disco pues… Eh… Pues dijimos, Bring Me Back Home tiene que ir, redondea el contenido. A mí no me mola, a mí me mola el rollo coleccionista y vinilo y todo esto. Me mola que haya temas que no están en discos. Hay grandes temas que no están en largos como Love Will Tear Us Appart o un montón. Y…

Queríamos presentar un disco bisagra pero ahora mismo creo que quizás fue un error.

Es curioso que un disco con cinco temazos no fuese bien recibido…

La gente ve cinco temas y no lo compra.

Por lo tanto y, volviendo al tema, varias razones. Creemos que fue un tema vilipendiado, queríamos redondear el disco y además, sacarlo fuera… Porque el EP había salido fuera pero poco.

Y, ¿cómo veis eso? El salir fuera de España. Sé que estuvisteis en el Transmusicales, en Londres…

Sí, en París y en Londres.

Y allí hicisteis como mini-conciertos.

Sí, eran conciertos muestra, showcases. Básicamente íbamos a buscar sellos o promotores de conciertos o algo.

Y, ¿cómo lo veis?

Jodido

Pero por ejemplo, se me ocurre México. Allí el Columpio ha estado girando varias veces. ¿Veis futuro en países de habla hispana aunque cantéis en inglés?

Es un poco complicadete. Por ejemplo para nosotros Francia puede ser un mercado más apetecible, interesante. Tienen un circuito súper interesante, las salas muy guapas, muy “pros”… Suenan todas increíbles y además está ahí al lado. Para nosotros está más cerca Toulouse que Madrid.

Estamos trabajando en ello, como dijo aquel… Pero es complicado.

Por ejemplo, en México para hacer una gira tienes que tener en cuenta que cuando vas a un país como ese, empiezas de cero.

Bueno, estuvisteis en Rennes, en el Transmusicales. La última entrevista que hice fue a Juveniles.

Sí, estuvimos con ellos. Luego les hicimos una versión de un tema y no era para nada bailonga…

Me parece que es una banda que va a tener un montón de proyección.

Yo creo que sí pero igual están pillando un poco el final de la ola esa… Pero yo les creo lo suficientemente inteligentes como para adaptarse. Pero sí, tocan bien, son jóvenes…

De hecho Fantasy no tiene que ver nada con Ambitions…

Ya, hicimos la remezcla de Ambitions.

Pues han cambiado el rollo… Siguen siendo bailables pero Ambitions era…

Ya, sí, de hecho es que nosotros quitamos todo ese rollo. Hicimos algo con timbales de orquesta… “Pom, pom, pom, pom”.

Pero no lo habéis publicado…

No, se lo mandamos pero no lo editaron. Supongo que porque no tenía ese rollo que llevaban…

Pero a nosotros cada vez nos gustan más las remezclas que… Imagínate, si tú haces un tema de pop, yo lo hago para la pista de baile. Si tú haces un tema de baile, yo lo hago pop. A mí es lo que me interesa de las remezclas. Que se dé la vuelta a la tortilla. Una visión nueva del mismo tema que creo que aporta más como grupo.

Pero bueno… Es su decisión.

Estuvimos a gusto, nos lo pasamos bien y ya está.

Ha sido un placer, no te quiero molestar más porque es tarde (apenas quedaban treinta minutos para empezar el concierto y ni tan siquiera había ido a cenar) y te quiero agradecer este rato. Venía acojonado porque siempre impone encontrarte con alguien que ha sido y es tu referencia y del que admiras su música y ahora, algo más.

¡Un placer!

¡Gracias a vosotros!

Nos queda una pendiente. Unos pinchos y que estés también tú también en el Malde.

Le contamos que viene Mucho este finde (Óscar ha estado conmigo toda la entrevista, gracias por tu apoyo) y nos da saludos para ellos.

Menudo rato… Un placer absoluto.

Anuncios

7 comentarios sobre “WE ARE STANDARD (ENTREVISTA)

  1. Entregado en cuerpo y alma, se te nota que te gustan unos grupos y estilos más que otros, en otras entrevistar he podido meter un poco la patita pero en esta, se veía que era tu momento, y era tan fuerte que no pude decir nada, solo se me ocurrió hacer la foto (fotón por cierto…) y lo del cd para romper el hielo y que te relajaras…
    También fue muy especial para mí estar contigo y con Deu en el camerino.

  2. OLIMPIC en ningún momento ha hecho público noticias acerca de una disolución. La información aquí publicada respecto a las “razones” no es cierta. Las consideraciones que puedan generar terceros no competen a la banda.

    1. Los comentarios u opiniones que se hicieron fueron en un contexto absoluto de admiración hacia la banda.

      Si en algún momento han sido desafortunados ruego disculpéis. Si queréis que sean eliminados, no hay ningún inconveniente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s