LOW FESTIVAL. ÚLTIMO DÍA; LA JORNADA DE OSO LEONE.

Arrancaba la última jornada de Benidorm y, como desde hace unos años, nos daba pena que se acabase porque en Benidorm y en el Low, se está muy bien.

la foto

El día comenzó con Pony Bravo en el “Matusalén”. Una pena que los andaluces abriesen la primera jornada porque es un concierto que puede disfrutarse mucho más si el sol se ha puesto. Sin embargo, con fans incondicionales, ellos no desmerecieron su nombre ni ser una de las bandas más originales del panorama nacional.

Pasamos al escenario principal para ver a Los Campesinos! Personalmente, una decepción. Siete músicos que no supieron llenar un escenario. Fue, sin duda, uno de los conciertos que más ilusión me generaban y que, sin embargo, fueron fríos y de una calidad sonora que podía mejorarse.

Los nacionales Niños Mutantes, Izal, Love of Lesbian o La Habitación Roja, unas horas después, fueron aclamados por sus fans incondicionales. La verdad es que si te gusta mucho lo nacional “de este tipo”, la programación del domingo era maravillosa. Sin embargo, nosotros no asistimos a ninguno de ellos  porque no podemos declararnos seguidores. Llegó el momento clave. Decidimos, en una de las decisiones cruciales del festi, ir a ver uno de los conciertos más increíbles que recuerdo; Oso Leone. Debería haberse parado la programación musical para escuchar sólo a los baleares. Impresionantes. Fue un espectáculo sonoro que, aun solapado por los acordes de otros escenarios, nos maravilló. Siento lástima por los lowers que no estuvisteis allí. Piel de gallina, emoción máxima… Un concierto épico.

la foto

Tras ellos, Kaiser Chiefs. Ni fu ni fa. Su líder, Ricky Wilson, fue el mejor reclamo de un concierto que no enamoró ni a sus mayores fans (que se notaban allí presentes). En mi opinión, el sonido fue demasiado bajo y quizás eso hizo que el público no se enganchase a una serie de hits que podían haber sido mucho más disfrutados.

Palma Violets era otra de esas bandas que tenía muchas ganas de ver y que no defraudaron. un concierto correcto pero con escaso público (la carpa Jäger con Kaspar&Hauser estuvo a reventar) que dejó buen sabor de boca.

Dos grandes penas; no ver a The Royal Concept (que debieron dar un gran concierto) ni a The Suicide of the Western Culture (una de las bandas electrónicas con más proyección nacional). En su lugar, Ochoymedio djs (Smart y Luiliminili). Su set, plagado de temas reconocibles por el público, fue un broche acertado para un Low que había vuelto a dejar un gran sabor de boca.

Benidorm es increíble, la gente es maravillosa, el recinto es magnífico y el ambiente, también.

El año que viene volveremos a estar allí.

Larga vida.

Anuncios

Un comentario sobre “LOW FESTIVAL. ÚLTIMO DÍA; LA JORNADA DE OSO LEONE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s