EBROVISIÓN SIGUE ENAMORANDO.

El que lo prueba, repite. Es un hecho.

Ebrovisión volvía este año con fuerza. Ya son catorce ediciones del festival mirandés. Un festival que cada vez está más consolidado.

El sábado, Ebrovisión tocó la gloria con un sold out que se apoyó en un cartel ecléctico y potente. Vetusta Morla se convertía en el referente de la noche, siendo, sin lugar a dudas, el concierto que más público reunió. No defraudaron.

Tampoco se quedó a la zaga el épico cierre de We Are Standard. Hace mucho que plantaron su bandera en Miranda (de hecho, son la banda que más veces ha repetido en el festival) y pensar en ellos, es pensar en cerrar Ebrovisión. Son, sin lugar a dudas, una de las mejores bandas nacionales. Además, cargadas de carisma, lo cual les hace aún más grandes.

Para muchos, French Films fue la novedad de la noche. Desde su confirmación, los que vamos siguiendo a la banda desde hace una temporada, sabíamos que era uno de los aciertos claves que se había marcado la organización. Fueron, posiblemente, la banda internacional que dejó mejor sabor de boca. Porque Reptile Youth y Kakkmaddafakka lo dieron todo pero falto un no sé qué.

En lo nacional, y retrocediendo cronológicamente, el viernes comenzaba con Ángel Stanich. Público más que aceptable para ser el primero de los bolos  y un sonido que fue depurándose poco a poco para encontrar su mejor punto en Metralleta Joe. Lástima que fuese el último tema.

De las veces que hemos visto a El Columpio Asesino durante este verano, ésta ha estado en el grupo selecto. Se sienten a gusto en Miranda y eso también se nota. Completaron el cartel los omnipresentes Izal (uno de los conciertos más multitudinarios de los celebrados en Bayas) y Second, quienes doblaban en Ebrovisión después de haber pinchado en la Sala Orosco la noche anterior.

Si por la mañana Novedades Carminha y Julián Maeso levantaron el ánimo de los ebrovisivos resacosos del día anterior, Smile y Belako se encargaron de abrir la última jornada del multifuncional. Los segundos crecen y crecen. Donde van, conquistan. Es absolutamente increíble cómo se han ido colando en el panorama independiente nacional. Son capaces de sonar limpios y oscuros. Llegan donde se proponen. Es alucinante la capacidad musical de los de Munguía. Notar cómo una banda va absorbiéndote conforme disfrutas de ellos hasta sentirte fan. Esa puede ser perfectamente mi situación, la cual se repite, además, con los ya mencionados We Are Standard.

Para cerrar el apartado de conciertos de Bayas, hay que mencionar a otra de las formaciones que más éxito ha cosechado durante este año, León Benavente, quienes pasaron por Bayas con fuerza dejando un gran sabor de boca.

Mención especial merece “el segundo escenario”. La otra gran alternativa. La carpa EstéreoClub. Este año, literalmente, ha crecido. Su capacidad es cada vez mayor. Pero también lo es la capacidad para aglutinar público. Un público que ve en ella una opción de calidad (EstéreoClub al completo, Suit, JotaPop, Grotesque, Edu AnMu -quien escribe-…) orientada hacia el baile y que, sin duda, ya es parte indivisible de Ebrovisión.

Además, las jornadas se cerraban en la Sala Orosco con nombres como Optigan, Patrullero, Ico, Daniless, Ochoymedio djs, Brummel, EstéreoClub…

Resumiendo, Ebrovisión mola. Y mucho. Y cuando quieres hacer una crónica, resulta complicado complicado por la dificultad de abarcar la gran cantidad de eventos que presenta (no teniendo nada que ver con los grandes eventos de innumerables escenarios). Un festival que, desde sus inicios, ha visto cómo su repercusión ha ido creciendo exponencialmente hasta llegar a convertirse en un pueblo entero sumido dentro de un evento. Sesiones de djs en infinidad de locales (Café Suizo, Pub Tragos, Bocca…), Ebropeque, Comida Popular amenizada con conciertos en la Plaza de España… Realmente difícil.

Así, Ebrovisión debe ser el espejo en el que se miren otros festivales y ayuntamientos, un modelo de gestión que, aunque en ediciones pasadas llegó a reducir hasta un 4% el presupuesto, ha sabido sobrevivir, basando su éxito, sobre todo, en el mimo que recibimos año tras año en Miranda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s