THE HIVES CONQUISTAN LOGROÑO.

La balanza, ese instrumento de creación egipcia con miles de años de antigüedad, se inclina sin duda hacia el debe. Poco queda en el haber. La Rioja Capital, dentro de las actividades culturales programadas para El vino y los 5 sentidos, se marcó un tanto de los grandes. Logroño fue noticia gracias a la llegada al Palacio de los Deportes de una de las bandas internacionales de renombre; The Hives. La modesta (en número) población de la capital riojana, se encontró con una de las bandas de rock más relevantes en la actualidad.

Los suecos llegaron y vencieron. Los suecos, poco modestos, arrasaron.

Poco importó la repetición de sus más afamados hits o las interminables arengas del “hipercarismático” Pelle Almqvist. La actitud con la que salieron al escenario fue arrolladora. Se quieren, se gustan; y eso engancha.

13Sep2014_1062 copia

No es extraño que, durante el concierto, pienses que quizás va siendo hora de que terminen sus continuas arengas ególatras. Una vez terminado el concierto, el poso es más que positivo. Te marchas con la sensación de haber vivido algo grande; de que Pelle es un showman de los buenos y que poco ha importado lo que pensabas hace unos minutos; de que el concierto ha estado muy bien; de que Logroño ha tenido la posibilidad de que una banda de renombre le ponga en el mapa apareciendo en infinidad de medios escritos y virtuales. Te marchas tras haberte dejado conquistar por los enérgicos escandinavos y, tras hacer balance, darte cuenta de que el feedback ha sido más que positivo.

Porque esos suecos, amables, que se paseaban haciéndose fotos por la Calle Laurel y mostrándose agradecidos y educados, han sido un buen termómetro para calcular cómo responde la ciudad. Muchos éramos escépticos después de ver cómo un sector dio la espalda a iniciativas con calidad como Actual Impar (que mereció más). Ver dos dígitos y que el primero de ellos sea un dos, conforma, en ocasiones, una barrera psicológica que muchos no están dispuestos a traspasar.

No ocurrió así y se agradece (a pesar del canon cultural que soportamos los españoles).

Quizás el concierto del sábado sea uno de los cimientos que necesitamos para seguir creciendo porque además, llamó la atención la diversidad de edades que podía encontrarse en el Palacio. Logroño necesita más cantera musical.

Lisa and the Lips fueron los encargados de arrancar la noche desbordando energía en un combinando de soul, funk, r&b, rock…

Lisa llevaba la voz cantante pero tras ella hay un elenco de artistas que, por momentos, brillaron a la misma altura que su grandísima voz.

13Sep2014_0952

Más noches como ésta, por favor.

Fotos: Luis Abel Fallas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s